Entradas

La Gran Ciudad del Apocalipsis

Imagen
Nueve pruebas que identifican a Jerusalén como Babilonia
1. Las demandas temporales del Texto Es imposible leer el Apocalipsis sin darse cuenta del sentido fuerte de urgencia e inminencia; en especial Apocalipsis 1:1, 3,7; 22:6, 7,10, 12,20 y también 6:11; 10:6; 12:12 y 8:10. El autor, Juan escribe con relación a la situación que existía en sus días. La Iglesia Católica Romana no existía cuando Juan escribió, y no está incluida en las profecías del Apocalipsis porque todos los eventos iban a suceder pronto a la publicación del libro (Apocalipsis 1:1-3).
El libro se impone a sí mismo ciertas limitaciones en cuanto al tiempo. Si Juan hubiera escrito de eventos todavía a 2000 años de distancia, no hubiera habido la urgencia de leer el libro por parte de los creyentes del primer siglo. Las demandas temporales del libro del Apocalipsis son satisfechas perfectamente en el evento del año 70 d.C.
2. La Certificación Histórica Si se considera que el Apocalipsis habla del Juicio sobre la Iglesia…

¿Es la Inerrancia una Doctrina Fundamental?,

Imagen
Por Daniel Caballero
Recientemente en una conversación con un amigo, escuche decir a alguien más: “Yo no creo en la Doctrina de la Inerrancia de las Escrituras, debido a que fue una Doctrina inventada por teólogos americanos como reacción al liberalismo alemán, y fue traído a nosotros por misioneros”. Al inicio pensé que estaba bromeando. Luego me di cuenta que estaba hablando en serio. El punto es que se puede decir exactamente lo mismo de casi cualquier afirmación teológica, ¡incluida ese misma! “Yo no creo en Justificación por Sola Fe, debido a que fue una Doctrina inventada por teólogos alemanes en la Reforma como reacción al Catolicismo Romano, y fue traída a nosotros por misioneros.”, etc. ¡Se puede afirmar lo mismo acerca de casi cada doctrina evangélica! Es un argumento tan ‘de paja’ y ‘ad hominen’ que me cuesta creer que lo usen, pues no resiste un escrutinio, ni histórico, ni lógico.
De hecho, es una tautológica, un oxímoron en sí mismo, pues el mismo argumento se podría us…

¿Las Grandes mentiras del Calvinismo?

Imagen
Recientemente un usuario de facebook que responde al nombre de Andrés Morales Pérez (https://www.facebook.com/marcosandres.moralesperez) solicitó mi amistad sólo para recomendarme el libro de su padre, Marco Morales Chávez, para que, según él, me ayude a salir del gran peligro del calvinismo, luego me bloqueó.
Ya antes leí el "trabajo" de Morales, y quise hacer un análisis, pero el hermano Juan Paulo Martinez tiene un trabajo al respecto que es muy bueno, y aquí me tomo la libertad de copiarlo para que lo lean y analicen.
Solo diré que leí el librillo "Las Grandes Mentiras del Calvinismo" y conté que de las 12,675 palabras que tiene, 3,945 son copia textual del TULIP, es decir es una descripción de la doctrina calvinista (un copiar y pegar), también 1,988 palabras son copia textual del libro de Dave Hunt «Calvinismo: una falsa representación de Dios», es decir otro "copiar y pegar", y sólo 2,677 palabras vendrían a ser de autoría de Marco Morales, claro …

El Emperador Constantino el Grande – ¿un villano o un héroe o qué?

Imagen
Para descargar esta entrada en forma pdf, haz clic aquí: el-emperador-constantino-el-grande-un-villano-o-un-heroe-o-que_-_-razon-de-la-esperanza
Por el hermano Gary Shogren https://www.facebook.com/gsshogren

Para muchos, el Emperador Constantino era un santo: en la iglesia ortodoxa él es uno de los “Isoapóstoles” (Igual-a-los-Apóstoles), un título dado a las personas (tales como Patricio, Cirilo el evangelista de Rusia y otros) quienes eran especialmente efectivos en el establecimiento del evangelio.
Para otros, Constantino el Grande era una herramienta del mal, un corruptor de la iglesia. Los ataques contra Constantino vienen principalmente de varios cuadrantes. Algunos creyentes mesiánicos imaginan que él convirtió la iglesia en un movimiento gentil. Otros lo acusan de introducir prácticas paganas en la iglesia. Los Adventistas del Séptimo Día le atribuyen a él (o a algún Papa) el cambiar el Sabbat de Sábado a Domingo.[1] Los Testigos de Jehová piensan que él convirtió a Jesús en Dios…